Contar pasos para monitorizar tu actividad

En los últimos años, las pulseras de actividad y relojes inteligentes se han convertido en una herramienta básica para contar pasos y monitorizar así nuestra actividad diaria o, al menos, para obtener unos datos orientativos en cuanto a nuestro nivel de actividad.

Estas pulseras son herramientas útiles para potenciar la actividad, ya que te permiten comprobar el nivel de sedentarismo en el que te manejas.

Contar pasos diarios, te permite medir y facilita aumentar tu actividad física mientras compites contra ti mismo/a por mejorar tus marcas. Al contrario que en el caso de otros dispositivos como tablets, ordenadores, consolas, etc., que potencian el sedentarismo, en el caso de las pulseras, la tecnología juega a favor de la actividad.

[su_note note_color=”#bfecf5″]Cambia tus hábitos, prioriza tu actividad y te darás cuenta de que contar pasos es el menor de tus problemas puesto que van a aumentar de forma exponencial a la vez que tu actividad aumente.[/su_note]

En función del tipo de pulsera que hayamos seleccionado en el mercado, nos puede aportar múltiples datos con relación a nuestra actividad diaria. Las más modernas se pueden conectar mediante bluetooth a nuestros dispositivos móviles, en los que podremos visualizar y dejar registrada nuestra actividad una vez descargada la aplicación correspondiente. Esta aplicación nos permitirá comparar los datos y la evolución de la actividad que realizamos a lo largo de los días.

Por supuesto, no debemos olvidar que los datos que nos aportan estos dispositivos no son 100% exactos, pero sí contribuyen de manera positiva a obtener datos orientativos sobre nuestra actividad.

Contar pasos a través de pulseras de actividad

Funciones de las pulseras de actividad

Algunas de las funciones de estas pulseras y relojes inteligentes son:

  • Contar pasos realizados. Podemos establecer el cumplimiento de un número de pasos mínimo diario e intentar mejorar nuestros niveles de actividad cada cierto tiempo. Se trata de un recurso óptimo para luchar contra el sedentarismo y alcanzar a la cifra mágina de los 10.000 pasos recomendados.
  • Distancia recorrida. Algunas pulseras nos dan la opción de calcular la distancia gracias a la posibilidad que ofrecen de conectarse vía GPS.
  • Calorías consumidas durante la actividad. Este dato es aproximado una vez que hayamos introducido ciertos datos relativos a nuestras medidas antropométricas. Se trata únicamente de un valor de referencia a tener en cuenta.
  • Horas de descanso nocturno. Si mantenemos la pulsera colocada en la muñeca durante la noche, puede orientar el número de horas aproximadas que hemos dormido y cuáles de esas horas corresponden a un sueño más profundo.
  • Monitorización de la frecuencia cardiaca. Nos facilitan un control de la frecuencia cardiaca gracias a una luz infrarroja que poseen.

Además de estas funciones, estas pulseras cuentan con otras funciones más básicas y similares a cualquier otro reloj, como pueden ser:

  • Reloj + Alarma
  • Parte meteorológico, si se mantiene conectado al dispositivo móvil.
  • Alerta de inactividad, que potencia el movimiento.
  • Notificación de llamadas y mensajes de texto.
  • Notificación de mensajería instantánea.

Como puedes observar, se trata de una herramienta que nos aporta múltiples prestaciones. Si nunca la has tenido, es probable que no la eches de menos, pero seguro que, si ya la has probado, no querrás quitártela de encima debido a los hábitos que genera.

razones por las que deberías utilizar una pulsera de actividad (Además de contar pasos)

Concienciación

Te ayuda a aumentar tu actividad habitual, ya que dispone incluso de una alerta para avisarte del exceso de inactividad. Normalizarás el hecho de cumplir con un número mínimo de pasos para considerar que has tenido un día activo.

Motivación

Establecer tus propios retos o, incluso, competir con los más cercanos, va a ser una fuente de motivación para aumentar de forma indirecta tu actividad diaria. Siempre es agradable marcarse pequeños objetivos y comprobar que los has cumplido.

Mejora de hábitos

La pulsera va a predisponerte a aumentar tu movimiento habitual, a caminar más. Debido al control que hace del sueño, conocerás cuántas horas duermes y podrás mejorar tu higiene del sueño.


Las pulseras de actividad han llegado para luchar contra el sedentarismo que tan arraigado está en nuestra sociedad. Son un buen regalo para esa persona que tiene una lucha constante con la pereza y cuyo fuerte no es el exceso de movimiento.

El mercado está lleno de diferentes dispositivos, donde las prestaciones varían en función del modelo que escojamos, pero todos ellos cumplen con los mínimos requisitos, contador de pasos y prestaciones como cualquier otro reloj de pulsera. Ahora bien, cuantas más prestaciones ofrezca la pulsera que elijas, más fina será la monitorización de tu actividad.

En cualquier caso, no debes obsesionarte con las cifras ni con el nivel de actividad. El exceso siempre es nocivo. No dejes que se convierta en un estresor más en tu día a día. Utilízala para aumentar tu NEAT si pasas mucho tiempo sentado y potenciar tu salud.

Además, como puedes comprobar en el estudio “Reliability and Validity of Commercially Available Wearable Devices for Measuring Steps, Energy Expenditure, and Heart Rate: Systematic Review“, cada fabricante puede dar resultados diferentes.

Aplica el sentido común y aprovecha los beneficios que te ofrecen este tipo de dispositivos.

¿Qué te ha parecido este contenido?

Deja un comentario